Cenas Adivina. Expatriados

Expatriados

[ Fotografía ] Clara B Martín

Preparé esta velada con mucho mimo junto con las encantadoras Beatriz Nieves de Foodie & Chef, que cocinó verdaderas delicias internacionales en homenaje a todos nuestros invitados y ClaraBMartin, que tiene una sensibilidad artística fuera de lo común y nos regaló unas fotos maravillosas de este encuentro. Chicas las palabras se quedan cortas para agradeceros vuestra gran ayuda.

Fue una noche increíblemente enriquecedora para mí. Escuchar las historias y experiencias de cada uno de los invitados fue un regalazo. Tuve la oportunidad de viajar a países lejanos, de conocer la sensación de sentirme extranjera, el miedo a lo desconocido, las dudas, la incertidumbre. El dolor de dejar tu vida, tu familia pero también de sentir el calor y apoyo fuerte de la pareja, de ampliar mi cultura, de romper las barreras idiomáticas y culturales abriéndome a un mundo donde solo hay personas independientemente del lugar del mundo donde nacemos. Es complicado verte lejos de la familia pero también cierto q volver como “el anuncio del almendro” te hace vivir ese tiempo juntos de una forma más intensa y poderosa! Me gustó mucho saber cómo se siente un extranjero en España y solo pienso en acogerles mejor para intentar q se sientan en casa lo antes posible como le paso a mi madre.

Ella es portuguesa y se expatrió por amor con 21 años. Fue una decisión feliz y firme pero dolorosa por dejar a sus padres y hermano a 600kms de distancia. Deseadísima hija de sus padres, que la habían tenido con más de 40 años y que quedaron muy tristes por tenerla tan lejos desde tan joven, aunque seguramente también muy felices por verla tan enamorada. Fue inevitable, era uno de esos amores predestinados… un flechazo para mi padre desde que vio sus piernas bajar de aquel coche ese verano. Un noviazgo por carta y varios encuentros -en su mayoría con carabina- durante tres años que culminó en una boda preciosa celebrada en Lisboa.

boda_lisboa

Mi madre, una mujer adelantada a su tiempo que había estudiado en el extranjero, trabajaba, conducía y hablaba cuatro idiomas se fue a Madrid con el amor de su vida a empezar de cero en un país que no conocía y con la certeza absoluta de estar tomando la mejor decisión, en realidad la única posible debido a sus sentimientos. No se equivocó.

El apoyo de mi padre y la seguridad de su amor fue fundamental para el éxito. La actitud positiva, la apertura mental, seguramente su preparación académica, su experiencia de estudiante fuera de su país, conocer el idioma y sobre todo su ilusión y felicidad fueron las claves. Mi abuela cambiaba de casa cada dos por tres y consecuentemente mi madre cambiaba de colegio al mismo ritmo. Después de escuchar las historias de todos los invitados estoy segura de que esto también le ayudo mucho. El no acomodarse te da una capacidad de adaptación vital para disfrutar de experiencias futuras constantemente. Te ayudará si un día has de marchar a vivir fuera, pero también lo hará para saber adaptarte fácilmente a cualquier cambio importante. Un recurso que te hará más libre, empático y disfrutón. ¡Me encanta esta palabra!

Así que, empezando por el final, creo que este tipo de experiencias son muy beneficiosas para los niños. Aunque como en todo, tiene sus pros y contras. Pero para mi hay un pro que lo hace recomendable por encima de todo: hacerles conscientes de que independientemente del idioma, las diferencias culturales y raciales solo somos personas que compartimos en realidad el 90% en cuanto a sentimientos. Eso es lo que te hace de verdad ser ciudadano del mundo y disfrutar haya donde vayas. Si además aprendes inglés y puedes comunicarte fluidamente, el mundo es tuyo.

Cenas Adivina. Expatriados Cenas Adivina. Expatriados

Comentaban varias de las invitadas extranjeras, que habían tardado una media de 2 años en dejar de sentirse turistas en España. Esto me hizo reflexionar sobre cómo acogemos en España. Creo que el patriotismo mal entendido y los clichés que nos han inculcado sobre los extranjeros nos empobrecen.

Me hizo mucha gracia que los invitados latinoamericanos nos confesaran, que por nuestra forma de hablar, parecía que estábamos enfadados y que somos parcos en palabras… Contaron anécdotas muy divertidas y la verdad es que, aunque compartimos el castellano, éste está lleno de matices según el país.

Cenas Adivina. Expatriados Cenas Adivina. Expatriados Cenas Adivina. Expatriados

Todos coincidieron en que se encontraban felices residiendo en España. Me sentí feliz por ello.

Los españoles que “habían vuelto como el almendro” a pasar unos días a CASA también compartieron con nosotros sus experiencias en distintos países. Muchas de ellas eran comunes al resto de invitados, al fin al cabo todos viven como extranjeros, pero si es verdad que el carácter y la cultura hace que lo vivamos de una forma diferente.

Cenas Adivina. Expatriados Cenas Adivina. Expatriados Cenas Adivina. Expatriados

El motivo de la expatriación influye enormemente. En su mayoría las mujeres son las acompañantes y esto provoca altibajos que bien conoce Laura, creadora junto a Erika del blog Mamás por el mundo, que tanto ayuda a quienes se inician en esta aventura como consortes. Ella, que es encantadora y que tanto nos aportó durante la cena, me ha regalado estos 10 consejos para todas las madres que van a expatriarse con sus familias próximamente:

  1. Intenta guardar la calma. La noticia de una futura expatriación ocasiona mucho estrés por todo lo desconocido que nos espera pero debemos estar tranquilos para afrontar este proceso que conlleva cambios a todos los niveles.
  2. Tienes que tener una buena razón para convertirte en expatriada. Ya sea por tu trabajo, por el de tu marido, por vivir nuevas experiencias o por amor. Pero pregúntate ¿por qué quieres irte de tu país? y ¿qué es lo que esperas conseguir? Te ayudara a fijar objetivos y seguir el camino correcto sin falsas expectativas.
  3. Haz un viaje de prospección a tu nuevo destino te ayudara a visualizarte y hacerte una idea de cómo puede ser un día cualquiera en tu nueva vida.
  4. Si os vais expatriados por una empresa, involúcrate en el proceso de negociación de condiciones. Esto supone el 60% del éxito de tu expatriación. Temas tan importante como la elección de colegios, hogar o seguro médico dependen de una buena negociación así que pon especial cuidado en esta parte y si no entiendes conceptos, pregunta o ponte en manos de expertos (nosotras ya estamos entrenando a familias a negociar unas buenas condiciones de expatriación y en 100% de los casos hemos conseguido renegociar un paquete adaptado a sus necesidades)
  5. Busca primero colegio y luego un hogar lo más cercano posible que facilite vuestras rutinas diarias
  6. Si te vas a un país con distinto idioma al tuyo intenta dar algunas clases antes de iniciar la expatriación. Que sean lo más prácticas posibles y que vayan a lo concreto.
  7. Haz a tus hijos participes de este proceso de cambio y de tus sentimientos. Todos estaréis tristes por dejar vuestra familia y a la vez expectantes por la nueva aventura que se avecina. Si compartis esto desde el principio será más facil resolver conflictos y sobre todo disfrutar unidos de la experiencia.
  8. En situaciones de crisis somos capaces de cosas extraordinarias así que aprovecha este cambio para remover todo lo bueno que hay dentro de ti.
  9. Conecta con personas. Se generosa y abre tu corazón a nuevas amistades que se convertirán en tu “nueva familia”.
  10. Y sobre todo, DISFRUTA de una de las mejores experiencias que la vida puede ofrecerte.

En su web tienes un ebook gratuito con cada punto explicado en detalle. No dejes de verlo y compartirlo con quien consideres que le puede ser de ayuda.

Oli Hazz es Mejicana residente en España y tuve la inmensa suerte de poder conocerla esa noche. Dulce, simpática, amable, risueña…compartió con todos nosotros su experiencia personal y, abusando de su generosidad, le he pedido que escribiera unas líneas en este post para tener su historia de puño y letra. ¡Gracias Oli!

Llevaba tiempo siguiendo “cenas divinas” y pensaba que era de esas cenas en las que sería difícil asistir, no se muy bien por qué. Y vaya sorpresa cuando Silvia me hizo la invitación para la cena sobre “la expatriación”. Por supuesto, no dudé en confirmar mi asistencia, me hizo mucha ilusión.

Soy muy tímida y me daba miedo ir sin conocer a nadie pero estaba equivocada. Compartir con personas la misma situación por la que has pasado hace que todo sea muy fácil. Cada uno fuimos aportando nuestras experiencias y ha sido muy interesante escucharlas. Se vive de diferente manera salir de “casa” y la adaptación al país que te acoge. Llevo ya varios años aquí en España y sin duda lo más duro es alejarte de la familia en mi caso en México lindo y muy querido. Comentaba que durante un tiempo largo tienes esa sensación de “turista”, sin embargo yo solo puedo decir que afortunadamente mi experiencia es 100% positiva y España ya es mi segundo hogar, por no decir que es el primero, ya que mis niños han nacido aquí y son lo más importante de mi vida.

En la cena he conocido a gente encantadora, alguna con proyectos muy interesantes y que estoy segura les darán muchas satisfacciones y quiero recalcar y con mayúsculas, si es posible, el trabajo de los anfitriones. Silvia, muchísimas gracias por abrirnos tu casa y por hacernos sentirnos como si estuviésemos en la nuestra.

Olvidaba algo. No solo lo mejor fue conocerles a todos, también quiero hacer mención a la espectacular cena ¡estaba de muerte!

Una experiencia que se convirtió en una velada muy especial y que espero repetir dentro de muy poco.

Oli Haaz (@olihaaz)

La verdad es que todos y cada uno de los invitados enriquecieron nuestro encuentro y les quiero agradecer enormemente su generosidad. Gracias a ellos sé que los habitantes de Marruecos, Perú, Méjico, Irlanda, Brasil, Nicaragua, Austria, Uruguay y EEUU tienen un corazón que late como el mío y me siento un poco más, ciudadana del mundo.

Cenas Adivina. Expatriados Cenas Adivina. Expatriados Cenas Adivina. Expatriados Cenas Adivina. Expatriados

¡Qué bonito ha sido conoceros a todos! Justo hoy he recibido un mail de una persona que me ha conquistado en solo tres líneas y una de ellas decía: … “nunca agradeceré lo suficiente haber tenido la suerte de vivir fuera”. Me ha parecido increíble recibirlo mientras terminaba este post.

Oli, Laura, Milagros, Joaquín, Carina, Juan, David, Cristina G, Vanessa, Fátima, Clara, Beatriz, Belén, Alicia, María, Cristina S, Alba, Marie, Sarra escuchar vuestras historias, ver como empatizábais y os ayudabais unos a otros, las risas y emociones al contar vuestras experiencias… ¡me ha encantado! Una pasada haber tenido la suerte de juntaros, conoceros y aprender de vosotros.
Gracias por ampliarme el horizonte y permitidme preguntaros ¡tantas cosas! Esta es vuestra casa ¡para siempre!

Deseando volver a veros aquí o allí,
Silvia

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Echa un vistazo a nuestro calendario y elige tu Cena Adivina. Te esperamos con una sonrisa, una copa de buen vino maridada con comida deliciosa, personas interesantes y un espacio acogedor donde conversar sin prisas. Una oportunidad única de “aprender disfrutando”.

X