Con Isabelle Auroux

Con Isabelle Auroux

[ Fotografía ] Rosa Marín

Conocí a Isabelle en su primera Cena Adivina donde la experta era la genial Andrea Amoretti. Ese acento francés tan elegante, su serenidad y su estilo directo, resolutivo y analítico me encantó. Es una persona auténtica empeñada en que las mujeres nos quitemos los estigmas y seamos realmente libres de nuestros pensamientos, decisiones y acciones a través de su proyecto The free me project.

También es acogedora, cercana, simpática y con un don para escuchar y hacer, las pocas pero certeras preguntas, que hacen que tú misma te cuestiones y te respondas. Ella sabe ponerte en el camino, darte valor y animarte de una vez a hacer aquello que realmente quieres. Ella está convencida de lo que tú ni siquiera estás segura.

Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux

Tardé muy poco en darme cuenta de lo mucho que podía aportar Isabelle en una Cena Adivina y afortunadamente me lo puso muy fácil. Las dos queríamos organizar esta cena juntas y fue maravillosa.

Los invitados enriquecieron la velada con sus experiencias, inquietudes, dudas y reflexiones de las que todos aprendimos. Descubrimos que en general se nos da genial “vender” a los demás y fatal a nosotros mismos. Para reflexionar sobre esto quiero compartir con vosotros este vídeo que descubrí ayer.

Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux

Personalmente creo que tendemos a confundir los términos y nos importa demasiado lo que piensen los demás.

  • Arrogante con seguro de sí mismo
  • Humilde con inseguro
  • Prepotente con preparado
  • Respetuoso con miedoso
  • Vergonzoso con prudente

Si hasta cuando nos dicen un piropo tendemos a rechazarlo diciendo: “No, si ha sido suerte”, “No, es el maquillaje”… nos complicamos hasta para decir un simple: “Gracias”.

Tengo una compañera que se gusta mucho, se vende muy bien y además lo hace de una forma amable, simpática y natural. Es siempre generosa con los demás, no escatima en comentarios positivos que valoran el trabajo ajeno y además habla con los jefes con el mismo respeto que con nosotros siendo sincera y directa. Cuando se equivoca es la primera en admitirlo y sabe reírse de sí misma y con los demás.

Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux

Cuando la conocí no estaba pasando su mejor momento profesional. Sin embargo jamás se dejó pisotear, ni tiro la toalla. Se empeñó en demostrar todo lo que ella podía ayudar.
Y tuvo enemigos… algunos que por envidia la tacharon de prepotente, arrogante y creída. Es digno de estudio pero hay quien no soporta el éxito de los demás. Esto le afecto pero no la tambaleo a pesar de ser duro. Algunos se disculparon con ella tiempo después.

La admiro profundamente y es una persona que me ha aportado muchísimo y me alegra los días laborales. Además fue mi primer “me gusta” en facebook. Ella sabe bien lo que este proyecto significa para mí.

Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux

Isabelle ya nos dijo que “vender es ayudar”. Que no se trata de dar codazos a nadie, que para triunfar no hace falta ser arrogante ni prepotente pero si hemos de conocernos muy bien, potenciar nuestras cualidades positivas y saber transmitir nuestra seguridad y confianza en nuestro potencial.

A veces nos llamamos humildes cuando en realidad somos inseguros, o prudentes cuando lo que tenemos es demasiado sentido del ridículo. De siempre he oído en casa que “con vergüenza ni se come ni se almuerza”. Casi todos los portugueses hablan varios idiomas y eso es porque ellos te hablan en tu idioma porque lo ven como una oportunidad de practicar y mejorar. No les da vergüenza equivocarse, les da más reparo no intentarlo.

En mi caso creo que me inculcaron tanto el respeto que yo lo he llevado al límite de convertirlo en la excusa para ser cobarde.

Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux

Ahora con 37 años creo que sé que es lo que se me da muy bien y donde podría ser una ayuda para los demás. Ahora es cuando estoy donde siempre quise estar. Aunque antes no lo sabía.
Me gusta acoger, ayudar, apoyar, conectar y compartir. Se me da genial descubrir el talento ajeno y me hace feliz animarles a compartirlo porque es cuando realmente toman conciencia de todo lo que pueden ayudar a los demás. Todo esto lo he aprendido gracias a vosotros, por el camino de este pequeño proyecto que no sabía la de alegrías que me iba a dar.

A todos se nos da de cine vender genial al compañero y sin embargo, sentimos un bloqueo para hablar bien de nosotros mismos.

Isabelle trabajó con nosotros todos estos aspectos, nos descubrimos ante los compañeros y comprobamos que hay bastante correlación entre lo que pensamos que somos y la imagen que damos a los demás. Esto entre desconocidos tiene un mérito doble. Isabelle comenzó esta dinámica pidiéndonos que escribiéramos 3 cualidades que nos definieran… lo que nos costó! Si llega a pedirnos defectos habríamos tardado 1 segundo.

Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux Con Isabelle Auroux

Creo que el problema real no está “en no saber venderse” sino en pensar que estamos siendo arrogantes por hacerlo. Me voy a empeñar en que mis hijos entiendan lo positivo que es saber contar a los demás en todo lo que podrían ayudarles. Es cuestión de actitud y naturalidad. Es determinante conocer nuestros límites tanto como ser conscientes de nuestro potencial.

El miedo a “lo que pasaría si…”, a “lo que pensarán si… ” ¿De verdad pensamos mal de quien habla positivamente de sí mismo cuando las cosas le van bien? Criticamos, a los que para destacar dan codazos, pero admiramos y respetamos a quien se gusta y respeta a si mismo y usa sus recursos para crecer y mejorar. Esto nos transmite confianza y seguridad, justo el tipo de persona que queremos tener cerca.

Hace poco escuché que “lo que mueve el mundo son las actitudes”. No puedo estar más de acuerdo.

Con Isabelle Auroux

Permitidme un gracias especial a mis invitados de esta noche, unos fuera de serie de los que aprendí muchísimo. También a mi equipazo, sin ellos todo esto sería imposible y a Rosa por estas preciosas fotos y por su encanto especial.

Isabelle eres única y sobre todo una persona que suma. Gracias por tanta generosidad.

Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿sabéis venderos?

Con cariño,
Silvia

PD. Aquí podéis leer los post de mi amiga Paula (yonosoysuperwoman), invitada a esta velada y de Isabel, amiga y experta de esta velada.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario Cenas Adivina

¡Apúntate!

Y descubre cada velada y todas las novedades de Cenas Adivina.

He leído y acepto los términos y condiciones

X