De Marian me emocionan su manera de contar las cosas más cotidianas, consigue darles el valor que de verdad merecen.  Sus post denotan una inteligencia y habilidad para escribir brutal, narrando de forma genial cualquier anécdota por trivial que sea. Leerla es un placer pero conocerla en persona es el "novamás".