7 pares de katiuskas

Road trip Murcia con Paloma, Tamara y Eva

[ Fotografía ] Eva Gascón

Esta cena comenzó mucho antes de llegar a Murcia… conocí a nuestra “anfitriona” murciana, Carmen, y a su marido en una Cena Adivina con Laura de @mistrucosparaeducar. Nos caímos bien desde los mensajes por ig y desvirtualizarles fue maravilloso. Padres de 5 hijos y con una química que se ve desde que entran por la puerta.

Simpáticos, divertidos.. fue una de las cenas más divertidas que he vivido. Al despedirnos a las tantas de la mañana me invitaron a hacer una Cena Adivina en Murcia y ¡dicho y hecho!
Qué pasada conocer personas así de desprendidas y con esa alegría y predisposición para todo.

Al cabo de pocos meses volvimos a hablar y ya lo tenía casi todo organizado. Había hablado con media Murcia y la velada se llenó en pocos días. Les hacía mucha ilusión conocer a Paloma de @7paresdekatiuskas, ya que muchas de ellas eran madres también de familia numerosa.

¡Entre todas las que estuvimos sumamos más de 100 hijos! Pero, empecemos por el principio…

Convencer a Tamara y a Eva fue fácil pero a Paloma también! no se lo pensó dos veces, esta mujer me tiene ALUCINADA, da gusto con ella. Durante el viaje y con un móvil se apaño divinamente para organizar, coordinar y apañar a todas sus criaturas. Desde luego el Mugi es un santo también. ¡Te queremos Mugi!

Salimos de Madrid el sábado a las 12 de la mañana y comprenderéis que con esas compañeras de viaje, la juerga y las risas estaban aseguradas. Quisimos compartir con todos un poquito de nuestro road trip para arrancar sonrisas por Instagram.

7 pares de katiuskas

Llegamos, y allí estaban Carmen y Maite para recibirnos, ayudarnos y con ese cariño que me emociona. Nos encerramos en el local que alquilamos para ponerlo todo lo más bonito posible. La verdad es que a veces estoy con Tamara en casa preparando la velada y la tengo que achuchar porque sin ella no seria todo tan divertido.

Y me volvió a pasar en Murcia, que me pone el corazón hinchado ver la ilusión y el cariño que le pone siempre con esa sonrisa maravillosa ¡y no me puedo resistir!

7 pares de katiuskas

Lo de Eva Gascón también se sale de lo normal. Venía agotada, sin apenas dormir en toda la noche, porque había hecho un reportaje de parto al que había tenido que salir disparada de La Party 3! Qué bien nos lo pasamos todas :-)))

Y, aunque quisimos que se durmiera un poco en el viaje, fue imposible.. no paro de hablar, de reír y de aportarnos ese buen humor y energía que desprende.

No solo hizo fotos sino que, como siempre, aportó muchísimo a la conversación y fue, junto con Paloma, la coreografía del baile de bienvenida con el que se me ocurrió romper el hielo con mis queridas murcianas.

Así -mientras el Valmiñor se enfriaba, yo decoraba con ayuda de Banak y Sostrene Grene, Tamara cocinaba con Organizados y Mission wraps- ellas bailaban y nos reíamos sin parar las cuatro. Una pena que no les haya hecho unas fotos de los ensayos.

7 pares de katiuskas

Yo creo que este fue el único momento en que se sentó Paloma… no se puede ser más especial. Todo lo hace fácil, divertido, sorprendente… y lo que más valor tiene es que estoy convencida de que a la vez estaba pensando en cada una de sus ocho criaturas y con 20 whatsapp abiertos para ayudar a todo el que la escribe. Una pasada de persona en todos los sentidos.

Consigue que en el rato que estas con ella parezca que tu eres la persona más importante. Sabe, sin duda alguna, hacerte sentir especial y eso para mi es la bomba!

Y llegaron todas las mujeres guapas de Murcia. Carmen y Maite lo tenían todo coordinado para que nadie nos pillará antes de lo previsto y pudiéramos acogerlas a todas a la vez.
Carmen es la “katiuska” en versión murciana. Me tiene totalmente en el bote, 5 hijos y también consigue llegar a todo guapa, relajada y feliz.

Creo que las madres de familia numerosa tienen algo que las diferencia del resto. Una forma de priorizar que habría que copiar y una energía que ya quisiéramos muchas.
Contagian buen humor y pasión por la vida. Exprimen cada segundo y le dan un valor inmenso a cada cosa que hacen sabiendo disfrutar del momento sin más. Y otra cosa más importante aún, no hay que preocuparse de ellas. Creo que saben lo rollo que es eso y lo ponen fácil. Todo les parece bien, están contentas, son resueltas y lo mismo te bailan, que te cosen, que juegan unas cartas…Y si claro malos días también tienen, faltaría más! pero creedme se les nota menos.

Mi santa madre me dijo una vez que nunca le había dado preocupaciones y que eso para ella era el mejor piropo del mundo. Para mi también… y creedme que hace falta suerte pero también hay que buscarla.

Bueno a lo que iba, que me lío… pues eso que lLegaron un poco tímidas y tuvimos que “romper el hielo” de una manera especial… 😉

Siempre he querido hacer el baile de “Thriller” jajaja y aproveché la ocasión!! Mi admiración y agradecimiento total a estas mujeres que se animaron desde el primer segundo con un ataque de risa. Después de esto, compartir experiencias, emociones e inquietudes fue como estar hablando con mis amigas de siempre.

7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas

La verdad, es que yo también necesitaba ese baile que me quitara un poco los nervios.. la sensación de ser recibidas con esas sonrisas, abrazar a tantas de ellas que nos seguimos a través de Instagram y sentirme tan querida, hace que se agarren tantas emociones que por un momento temí ponerme a llorar allí mismo como una magdalena…

7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas

Carmen es una anfitriona maravillosa y me ayudó muchísimo a crear ese ambiente que propicio el compartir todas un pedacito de nuestras vidas. Escucharlas, conocerlas, sentirme identificada, admirarlas y reir juntas de mil anécdotas que nos hacen humanas.

Hubo mucho mucho feeling. Para la mayoría, su nexo de unión era Carmen y desde luego quedó clarísimo lo que la quieren y no me extraña nada. Yo me declaro fan de cada una de ellas.

Tiene algo especial el ambiente cuando 25 mujeres se juntan para reírse de ellas mismas, animarse, ayudarse, aconsejarse y sobre todo compartir experiencias con el único objetivo de crecer juntas. Os aseguro que no estoy loca si os digo que sé que en todas ellas encontraría una amiga de las buenas.

7 pares de katiuskas

Y Paloma volvió a conquistarnos. No me canso de escuchar su historia, su mensaje es claro y sus anécdotas nos hicieron llorar de la risa y emocionarnos hasta las lágrimas.
Es una payasa que te llega directa al corazón provocando en los demás la necesidad de ponerse “manos a la obra” para conseguir esa vida que queremos y que, en muchos casos, ya tenemos si cambiamos la mirada.

Para mi, es la versión moderna de mi propia madre (soy la octava de 9). Su versión del siglo XXI evolucionando a una mujer que ha entendido que, quererse y dedicarse tiempo, es imprescindible para dar a los demás la mejor versión de si misma.

Hay mujeres que nunca pueden nada, siempre están desbordadas y llorando por los rincones. Se han empeñado en tener hijos perfectos, casas perfectas, la talla 38 y cargarse a sus espaldas la felicidad de toda la familia.
Tiene que haber un orden, está muy bien que queramos estar en forma, efectivamente a todas nos gusta tener una casa bonita pero con sentido común.

Paloma invierte tiempo en pensar bien la logística para vivir mejor, hace fiestas sorpresas a las personas que le ayudan en casa para demostrarles su cariño y sobre todo se deja AYUDAR por los padrinos de sus hijos, por los papás del cole, por los vecinos.. a ella le encanta poder ayudar a todos y entiende que a los demás les pasa lo mismo.

Me encantó escuchar tantas historias personales y aprendí de cada una de las experiencias compartidas. Ay que listón tan alto nos planteamos a veces las madres! A mí, mis hijos -en especial la pequeña- me deja muy claro que es importante: “estar juntas sin el móvil y contarnos cosas mami”. Ya estoy en ello, poniéndome un horario de trabajo y procurando disfrutar de verdad de todo lo bueno que me permite esta nueva vida en mi ámbito personal. Véase que llevo más de un mes de “vacaciones” seguido y hasta he liado a mi marido para que se coja una excedencia y vivir el verano de nuestra vida :-)))

7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas

La verdad es que cada familia es un mundo y la clave está en replantearnos lo que no nos funciona bien. Si hacemos siempre las cosas de la misma manera, seguiran sin funcionar.

También es importante el buscar soluciones para lo que no llegamos y sin crearnos por ello ningún sentimiento de culpa. Una de las invitadas compartió que ella no podía hacerles la merienda a los niños, y tampoco quería que comieran cualquier cosa, así que paga a una mamá para que les haga la merienda también a sus hijos. ¡GENIAL!

Desde luego todas coincidimos que no soportamos a las madres cuya único hobby es criticar a las otras por no ser tan buenas, abnegadas y perfectas como ellas.

Yo ya aprendí la lección, una que no pienso olvidar… qué duro saber que muchas veces somos nosotras, las madres, las que enseguida juzgamos duramente a las demás… ¿por qué no pensar que la mayoría de las veces una madre da a sus hijos solo lo mejor que tiene?: ¡¡su amor!!

Aunque para algunas sea tan difícil como no poder llevar a sus hijos si quiera limpios para otras más cercanas puede ser no poder llevarles al cole, ni recogerles, ni llegar a tiempo para leerles el cuento. A lo mejor no pueden jugar con ellos porque están enfermas, tantas cosas… Una madre siempre es una “madre leona”, aunque a veces sea tan devastador como tener que renunciar a ellos porque tengan un futuro mejor.

Yo sinceramente ya no me atrevo a juzgar a nadie, tan solo quiero intentar aportar mi granito de arena por ayudar, tanto a la que pasa hambre con lo poco que pueda hacer, como en alentar a la que les ve poco por su jornada laboral. Todas sufrimos y nos sentimos mal por no poder darles el 100% , por gritarles injustamente, por no poder darles un capricho… ¡¡y lo que necesitamos es apoyo ¡y no un juez!

Haré por no olvidarme de este aprendizaje de vida, y porque las otras madres siempre encuentren en mi un apoyo, una cómplice, un aliento, una amiga…

Eso encontré yo en Murcia, muchas buenas amigas ¡más las tres que ya traía puestas!

7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas

Como mi Tamara, que es tan dulce como su fantástica tarta de Zanahoria. En ella siempre encuentras una amiga y un apoyo incondicional y sobre todo una sonrisa que tranquiliza y emociona. Un lujo haberla encontrado en el camino.

Y con los postres llegaron las inquietudes, las preocupaciones que compartes con el corazón porque las cosas no siempre salen como uno espera. Qué bonito escucharlas ayudarse y alentarse unas a otras…

Y tras las emociones llegó en Gin tonic, el subidón de adrenalina y, cómo si fuéramos adolescentes, ¡la exaltación de la amistad!

7 pares de katiuskas 7 pares de katiuskas

Murcia me has dejado tocada, un gracias se me queda insignificante a cambio de tanto tanto que me distéis. Volveré sin duda alguna y os espero en vuestra casa madrileña cuando queráis.

¡Sois todas unas madres maravillosamente imperfectas, e encantó conoceros!

Gracias infinitas a esta pareja tan bonita que nos ha reunido, a Maite de Coccole que tanto nos ayudó también y a mis inigualables compañeras de viaje. Eva sin tus preciosas fotos sería imposible transmitir todo lo que vivimos.. tienes un don y yo no tengo palabras para agradecer tu generosidad…

7 pares de katiuskas

Y a mi querida Paloma por dormir conmigo, aguantar mis historias en el viaje de vuelta y por decirme que SI a todas mis locuras…

Murcianica de corazón,
Silvia

[ Deco ] Sostrene Grene, Ikea y Banak Importa
[ Catering ] Cookita
[ Productos] Organizados, Mission Wraps
[ Bodega ] Valmiñor Ébano

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *